El estreñimiento es un trastorno muy frecuente que afecta a hombres y mujeres de todas las edades y que, aunque no acarree consecuencias graves en la mayoría de los casos, puede repercutir de manera importante en la salud general y en la calidad de vida.

El término “estreñimiento” se utiliza para indicar el aumento del tiempo de permanencia de las heces en la parte final del intestino.

En esta situación se produce una acumulación de material fecal seco y duro debida a una excesiva reabsorción de los líquidos: el volumen de las heces es pequeño y se emiten con poca frecuencia (incluso menos de 3 evacuaciones por semana) y con dificultad y/o dolor (a causa de la dureza de las heces).

En algunos casos el estreñimiento también puede manifestarse con una sensación de evacuación incompleta aunque la frecuencia sea normal, o con la necesidad de esforzarse mucho para evacuar.

Para prevenir y resolver este problema es importante, siempre que sea posible, intervenir en las causas del trastorno.