El camino recorrido por Aboca para el desarrollo de MeliLax comenzó con el estudio de los textos históricos conservados en la Bibliotheca Antigua de Aboca Museum, un «cofre» que contiene unos 1000 volúmenes impresos, publicados entre el siglo XVI y principios del siglo XX.

Gracias a esta investigación histórica Aboca ha podido redescubrir las numerosas ventajas que puede aportar el uso de la miel para la salud humana: para las poblaciones del antiguo Mediterráneo la miel era la «sustancia medicamentosa fundamental».

Su valor era tal que se le atribuía un origen divino: se creía que la miel descendía del cielo y que las abejas lo recogían para ofrecérsela los hombres.

Su uso por vía rectal se remonta al 1500 a.C.: los egipcios utilizaban supositorios que contenían miel. Mil años más tarde, Hipócrates describió supositorios de anís, mirra, grasa de cabra y miel. Hipócrates también utilizaba enemas a base de miel con finalidades laxantes y depurativas.

Reinterpretando los testimonios históricos a la luz de rigurosas evidencias científicas recientes y utilizando técnicas analíticas avanzadas, Aboca ha podido reconocer el valor de las propiedades de la miel. Gracias al empleo de tecnologías de vanguardia ha logrado desarrollar el potencial de esta valiosa materia prima, realizando un innovador microenema.

Leer atentamente las advertencias y las instrucciones de uso. - CPSP16166CAT
No utilizar en caso de hipersensibilidad o alergia individual a uno o más componentes. En caso de estreñimiento persistente es importante consultar a un médico para descartar otras patologías. Producto Sanitario conforme a la Directiva 93/42/CEE