La acción evacuante y el efecto protector de MeliLax resultan especialmente útiles para quienes, además de estreñimiento, presentan determinadas condiciones:

Fisuras anales y hemorroides

En estas circunstancias puede suceder que se posponga la defecación por miedo a sufrir durante esta. Esto conduce a un claro empeoramiento de la situación, pues la permanencia de las heces agrava el problema, generando un círculo vicioso.

Intestino irritable

Gracias a su equilibrada acción laxante, MeliLax también es apto para personas que padecen hiperalgesia visceral, es decir, que son particularmente sensibles al dolor abdominal, como por ejemplo en el caso de intestino irritable.

Leer atentamente las advertencias y las instrucciones de uso. - CPSP16166CAT
No utilizar en caso de hipersensibilidad o alergia individual a uno o más componentes. En caso de estreñimiento persistente es importante consultar a un médico para descartar otras patologías. Producto Sanitario conforme a la Directiva 93/42/CEE